domingo, 27 de noviembre de 2016

Consideraciones para recuperar el liderazgo pedagógico del profesorado

Consideraciones para recuperar el liderazgo pedagógico del profesorado


Antonio J. Salomón, maestro y miembro de FEAE-CLM


La educación es importante y está de moda
Cada gobierno se ha hecho su ley intentando lucirse, y con un éxito similar. Reforma tras reforma, las aulas siguen funcionando igual de bien o de mal, afortunadamente inmunes a las veleidades de los políticos. Sin embargo por el camino se va generando estrés y se van perdiendo ilusiones y oportunidades. Se genera estrés por los cambios continuos y poco conocidos, y se pierde la oportunidad de aprender a implantar las mejoras que cada gobierno propone y el siguiente corrige.
Haz clic a continuación para seguir leyendo
Pedagogos-Filósofos (José A. Marina), Juristas (Emilio Calatayud), Psicólogos (Pablo Berrocal), Médicos (Luis Gutiérrez Rojas), Periodistas (Carles Capdevila), Escritores (Jorge Bucay), todos quieren dar sus recetas. Casi todas están justificadas y bien orientadas, pero pasa como con los alimentos. Es necesaria la variedad, y todos los grupos son necesarios. Debemos distribuirlos y organizar nuestra dieta sabiendo que podemos sustituir algunos por otros sin sufrir por ello una severa desnutrición.
Por otro lado, también es un gran negocio. Está reunida toda la población en su etapa más vulnerable. Lo mismo se les vende un boli que un bote de flúor. Juegan con el miedo y la ignorancia de los padres. Hasta aquí todo normal. Sin embargo hay una nueva tendencia. Muchos profesionales, desplazados por el paro en su sector, ponen los ojos en la enseñanza.
Desde los cantajuegos a Salman Khan, de Pearson a Planeta, de Richard Vaugham a Sor Innovación, todos pujan por quedarse con los beneficios de esa gran tarta de la educación. A diez euros por niño en un par de horas, imaginaos cuanto valdría una clase de nuestras compañeras de infantil, cantando las mismas canciones que los cantajuegos. En Madrid hay academias que ofrecen clases particulares del método kúmon (variante del método machaca) a un precio bastante atractivo. La educación, en fin, da dinero, y muchos son quienes ya están aprovechándose de este nuevo negocio.
¿Cómo nos afecta esto a nosotros, funcionarios de plaza vitalicia?
1)     Las comparaciones…. Es inevitable que los padres y los estudiantes justifiquen su esfuerzo y su gasto alabando las bondades de las clases particulares. Aparte de este efecto de auto justificación existe un punto de realidad. Hay métodos que funcionan mejor que otros según cada caso y situación.
2)     La interferencia: Existen métodos que son tan contrarios que por fuerza terminan interfiriendo. Muchos métodos funcionan, pero no todos son compatibles. Si en clase empleamos un método expositivo y de trabajo individual mientras en “otro sitio” se trabaja en grupo y por proyectos, al final el alumno no podrá seguir las actividades de ambos métodos.
3)     La extinción. Al no obtener título de la escuela primaria, los alumnos esperan obtener una formación que les permita seguir con éxito los estudios en secundaria o bien una preparación para poder desarrollar sus capacidades con un sentimiento de logro. Si la escuela falla, los padres no van a escatimar esfuerzos en buscar sitios donde sean atendidos como ellos esperan. La solicitud de matrículas en los centros no sirve para determinar quién lo hace mejor, pero sí para ver quien lo “vende” mejor.
4)     La mejora. Si no queremos pasar a la extinción, nos queda una gran oportunidad. Podemos estudiar qué se está haciendo, qué “vende”, y como nos puede servir para hacer mejor nuestro trabajo y para poner de relieve nuestras ventajas frente a la competencia.

Pero nosotros partimos también con unas importantes ventajas:
a)      Ya estamos aquí, no tenemos que luchar para que el estado comprenda las ventajas de un sistema educativo público, gratuito y de calidad. Esto que nos parece natural no es general a todos los países del mundo.
b)     Tenemos una formación más amplia, que nos permite comprender las implicaciones metodológicas y didácticas con una perspectiva global que no suelen tener los “innovadores” que proceden de otros sectores.
c)      Tenemos una experiencia que deberíamos explotar más. Sabemos por dónde vendrán las dificultades y podemos anticiparnos.
d)     Por último, la formación es algo que tenemos asumido y estructurado en nuestro trabajo. Pese a que el modelo formativo es claramente mejorable, entre el profesorado existe un mayor afán de mejora que en otros sectores.

Así las cosas, la propuesta es identificar las oportunidades de mejora que nos brindan las nuevas propuestas educativas, para lo que es imprescindible conocerlas y estudiarlas con cierta profundidad.
Un último apunte sobre la importancia de todos estos cambios, para poner de manifiesto hasta dónde llegan.
Con la publicidad gratuita que reciben los resultados de las evaluaciones internacionales, como PISA, existe una demanda de pruebas y publicaciones. Pearson, entre otras editoriales, decide quedarse con los derechos de impresión y publicación de las pruebas. A continuación publica libros de acuerdo con este tipo de pruebas. Sin importar la libertad de cátedra o los programas educativos, todas las editoriales, y poco a poco en todos los centros, van adaptándose a este tipo de pruebas. Es lo mismo que hizo RUBIO con sus cuadernos, pero a una escala mundial.
Ahora Pearson ha preparado otra “sorpresa”. Distribuyó gratuitamente a los profesores que quisieron participar una prueba gratuita para determinar su nivel de competencia. Una vez que muchos profesores hayan hecho la prueba y la editorial haya emitido sus diplomas gratis, tal vez los colegios comiencen a pedir el diploma, y entonces es probable que dejen de ser gratis…
Las editoriales de Oxford y Cambridge también llevan años publicando sus materiales para superar el FCE que también ellos preparan. Cobran por los libros, pero también por examinar…



Antonio J. Salomón, maestro y miembro de FEAE-CLM


Documentos relacionados:



No hay comentarios: